“Santa Clarita Diet” o como Netflix se pasa a la carne cruda

La serie “Santa Clarita Diet” es una de las sensaciones más fuertes de la televisión actual. Emitida directamente desde Netflix, desde que se estrenase no ha hecho más que añadir espectadores a su lista que, en el caso de que no les guste lo que ven, no les pasa desapercibida en ninguno de los aspectos. Drew Barrymore y Timothy Olyphant son la pareja protagonista de esta nueva peripecia que se nos viene en forma de comedia disparatada y que está causando sensación.

¿Cuál es la clave del éxito de “Santa Clarita Diet”?

El humor ácido y desmadrado es la carta de presentación de la nueva aventura de Netflix. Promocionada con mucho ímpetu estamos delante de Sheila y Joel y matrimonio convencional que viven en un barrio residencial de la ciudad de Santa Claria, un lugar donde nunca pasa nada. Su rutina se ve alterada el día en que ella descubre que tiene una necesidad de comer carne humana sin control. Este consumo videos porno la hace mucho más feliz y activa de lo que jamás fue y a partir de aquí, comenzarán los problemas.

Creada por Victor Fresco, esta producción ha tenido una buena repercusión en todo lo que está relacionado con su promoción. Desde un principio se tomó mucho interés por lo que “Santa Clarita Diet” nos podría ofrecer y ahora vamos viendo como con tan solo una primera temporada emitida, estamos ante una historia que merece la pena.

Drew es una actriz que todos conocemos gracias a la cantidad de papeles que ha tenido en el cine. Desde muy pequeña pudimos ver cómo la nieta John Barrymore, uno de los primeros actores reconocidos del cine, se metía en diversos papeles e incluso llegó a ser una de las más brillantes interpretes de los años 90. Ahora, con 41 años de edad, esta californiana no solo es protagonista del joven juguete de Netflix sino que además, ejerce como productora ejecutiva a todos los efectos.

Por su parte, Olyphant es un actor con mucha trayectoria adolescente. Recurrente en películas “teen” como “Scream 2“, “Una Historia Diferente” o “El Club de los Corazones Rotos” no logró despuntar en ninguno de los papeles pero tampoco pasó desapercibido. Su interpretación más reconocida fue la de “Hitman” un thiller de acción que estaba basado en el videojuego del mismo nombre pero que, aunque obtuvo alguna taquilla en 2006, ciertamente no sirvió de nada para Timothy que como protagonista no logró reconocimiento alguno.

Las perspectivas de “Santa Clarita Diet” son muy buenas. La audiencia ha respondido bastante bien y la crítica la señala como una de las series más originales que se pueda ver en nuestros días. De esta manera, puede que estemos ante el inicio de una gran historia que dé para muchas otras temporadas y, aunque no se ha hablado de ello, quizás la continuación esté más cerca de lo que todos podamos pensar.

En términos generales podemos decir que Netflix siempre apuesta por producciones de élite o que tendrán grandes resultados en la pantalla. Con esta comedia tan personal han acertado al menos para una buena mayoría del público que está en este streaming. ¿No la has visto aún?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *